domingo, 22 de noviembre de 2009

El cuestionable arte de la Todología

El otro día en lo que podría considerarse la actualización de las tertulias del Cafe Gijón Versión Siglo XXI, un reputado blogger me comentaba su rechazo a meterse en temas de política nacional. Yo entendí que lo comentaba por el nivel de miseria que ésta suele alcanzar pero en el fondo creo que se refería a lo que Goytisolo clava en este imprescindible artículo. Tomo nota, Señor Goytisolo.

11 comentarios:

alacanti dijo...

Maestro!

Mycroft dijo...

Estoy en contra de los maestros en todo y tertulianos profesionales (la mayoría de los cuales se dicen periodistas por cierto), pero el artículo en cuestión me parece más un grito de alarma corporativista (no me toque el pan de mis niños) que desprecia la capacidad del vulgo de informarse y formarse una opinión.
En esa línea maestra, los arcadis Espadas de este país, defienden el proporcionar información mediante unos mediadores intocables-sumos sacerdotes, al servicio de unos interses concretos (quien paga manda), y cuyo distintivo es un trozo de papel universitario marchito y devaluado o una colegiación en la mafia correspondiente de su colegio profesional.
Goytisolo es solo uno más de los paniaguados.

Mycroft dijo...

La blogosffera es burrosfera en función de su contenido, y de la dificultad de otorgarle credibilidad, pero no de sus emisores, de forma intrínseca.
Es simplemente un nuevo ágora en el que mejores ciudadanos vertirían mejores contenidos. el problema es de calidad del material cívico, no de canal.

alacanti dijo...

Yo no sé si estoy de acuerdo con usted. Me parece que disponer de voces autorizadas, con criterio, solvencia y autoridad es necesario y conveniente. No para seguir los dictados ciegamente, sino para disponer de un enganche con la realidad. Estamos de acuerdo, quizás, en que lo importante no es el canal.

Mycroft dijo...

Las "voces autorizadas" normalmente bajan la cabeza y dicen "si señor" al que paga y manda y marca la linea editorial. uno sabe antes de abrir El pais o el mundo lo que se va a encontrar, a menudo "pese a la realidad". No se llega al cinismo de preguntar ante el encargo de un articulo "¿a favor o en contra?" porque no hace falta, la censura ya es implícita.
Eso es el periodismo moderno, predicar a los conversos.
Por cada "autoridad" que se pronuncia en un sentido, hay otra que la neutraliza. ¿cuál es entonces la ventaja periodística frente a los blogueros, llamemosles más serios? ¿En la supuesta entropía de la información bloguera? La prefiero, deslavazada, difícil de encontrar la voz creíble, frente al medio formalizado que nos vende el "pack ideológico" que contamina hasta los hechos.

alacanti dijo...

Me cuesta creer que algunas voces se presten, conscientemente o no, al maniqueísmo de estar a favor o en contra.

Por otra parte, no confundamos libertad con libertinaje ;D en la blogosfera.

En todo caso, me sorprende el diferente criterio a la hora de generalizar en función de la voz a la que alude.

Por último, está la "institución" como experiencia, criterio y valor.

Mycroft dijo...

Precisamente, el tema de la blogosfera es que caben opiniones "no institucionalizadas". Las "instituciones en ocasiones son obstáculos al pensamiento independiente. Claro que hay buenos periodistas, incluso en medios ideologizados o instrumentalizados. Y de vez en cuando se tragan sapan, créame, porque es un mundo muy precario, y saliendo belicoso de las facultades de periodismo también puede uno, haciendo gala de su independencia, acabar dando con sus huesos en la redacción del "Pronto".
Es lo que hay. Tomarlo o dejarlo. Saber expurgar en uno y otro mundo y seleccionar lo poco aprovechable de cada uno. Pero que venga Arcadi y diga que hace falta cuatro años de mala enseñanza universitaria para observar, juntar palabras, e informar, y hacer de los informantes una casta técnica cuando uno detecta faltas de ortografía en sitios como Las Provincias, o amarillismo en el mundo, o tendenciosidad en Publico, como el que más, pues me parece un análisis simple.

Mycroft dijo...

Sapan no, sapos...puta dislexia.

alacanti dijo...

No, hombre, Dios nos libre de la titulitis y la institución universitaria.

Ni el rigor ni el criterio se aprenden en las facultades, efectivamente se tienen. La maestría, la experiencia y la profesión son instituciones que se fraguan, también, con el tiempo. No lo olvide.

Por otra parte, tengo la impresión de que la novedad del canal es por sí misma un valor a sus ojos. Sin embargo, ha existido, existe y seguirá existiendo criterio y opinión fiable en la prensa convencional. A pesar de la blogosfera.

Paolo2000 dijo...

Que lujo encontrame este cualificado debate en estas sus páginas. Yo pese a pecar de viejuno tengo una anecdota del propio Goytisolo bastante elocuente. (Que creo que hasta ya he contado...)

Hace ya 10 años pase un año becado en Tunez. Durante mi estancia vino el mismisimo Goytisolo a dar una conferencia al instituto Cervantes. La conferencia en si estuvo de puta madre y verso sobre el peligroso concepto de pureza y su relacion con el integrismo/fascismo/autoritarismo...

No obstante aquel mismo dia Goytisolo habia activado una bomba de relojeria ya que dias despues publico un articulo en El Pais poniendo a parir al regimen dictatorial encubierto de Ben Ali ( En tunez las elecciones se ganan por mayorias de mas del 99 % y votan hasta los muertos, ustedes entienden de que clase de democracia hablo...) El articulo ninguneado en España supuso un shock en la comunidad española que de un dia para otro paso a estar bajo sospecha. Consecuencias hubo inmediatas para el Instituto Cervantes que vio anuladas colaboraciones con programas del Gobierno y para la propia Comunidad como la desaparicion de circulacion de El Pais que aunque anecdotica en tiempos pre-internet no dejaba de ser importante...

Muchos diran que Goytisolo pudo ser valiente pero entre toda la comunidad hubo una sensacion generalizada de indignacion ya que Goytisolo vivia en Marruecos, un regimen igual de feroz con la disediencia que el tunecino y jamas habia escrito una linea publicamente en su contra...

Su heroismo era bastante parcial e interesado. Mucho me temo que este es un patron que se repite en la prensa "profesional" que sabe bien que manos morder y cuales no...

Yo estoy de acuerdo que la blogosfera puede ser un pasaporte para un periodismo espontaneo, inmediato, wikipidesco muy peligroso pero nada nos garantiza que las redacciones de los medios "serios" no esten exentos de dicho problema... Lo triste es que periodistas acaben por la urgencia de la epoca en que vivimos y la falta de medios siendo bloggers coartados encima por intereses editoriales determinados...

De todas formas yo repito que para mi la moraleja es clave. Debe existir cierta humildad a la hora de tratar ciertos temas remotos ya sea desde un triste rincon del wordpress o desde la tertulia del 20 % de share o desde la columna de opinion del diario de turno...
Lo peor que veo yo es que dada la naturaleza del consumidor contemporaneo de informacion no hay incentivos a procesar la informacion. Nadie es penalizado por decir tonterias ni nunca rectificar.Ese para mí, es el drama definitivo...

alacanti dijo...

Sí da la impresión de que el punto de vista de Goytisolo -será el síndrome de EStocolmo- está sesgado, pero no veo razón por la que afirmar que de su pluma no salen críticas a Marruecos.

En cualquier caso, me quedo con su último párrafo -de usted- sobre el consumo de información y el procesamiento que hacemos de ella.