lunes, 27 de julio de 2009

Triangulo de Desamor Bizarro

El nuevo rostro del Dialogo Social

Vaya desprosito con el Dialogo social, al final ha quedado mas que en dialogo en una bronca de bar con increpaciones, a-que-te-meto y variopintas acusaciones. Es triste no llegar a un acuerdo con la que esta cayendo pero más triste es escenificar de esta manera la falta de acuerdo. He aquí mi ranking de irresponsabilidad por orden decreciente:

1. Rodriguez Zapatero y el Gobierno: No puede ser de otra manera, si el resultado hubiera sido positivo, el crédito de los acuerdos sería para el Presidente pero no ha sido asi ni mucho menos. Pero esto no es lo peor, sino lo que no es de recibo ha sido una teatralización impropia del que se supone el máximo responsable del Gobierno. Podía haberle cedido los improperios a una Leire Pajin pero es que este hombre no sabe mantenerse fuera de ningun fregado. ¿ Donde esta Pepiño Blanco cuando se le necesita ?

2. Diaz Ferrán y la CEOE: Su propuesta de rebajar no se cuantos puntos las cotizaciones es una irresponsabilidad de tomo y lomo, aparte de inasumible. Sin duda, esta actitud beligerante hacia el Gobierno debe venir dictada o teledirigida políticamente o bién que se marcó un ordago que al final le ha salido mal a la Patronal.

3. Los sindicatos: Su papel de convidado de piedra me asombra. ¿ Alguien sabe cual era el sacrificio que ofrecían los sindicatos en la negociación colectiva ? ¿ Resignarse a solo ampliar 6 meses en vez de 12 meses la cobertura para los que se quedan sin paro ? (Medida la cual un servidor está en contra porque la ve como una invitación al trabajo en negro. Yo además si la hiciera, la haría siempre vinculandola a una cotización extra sobre futuros sueldos de estos mismos trabajadores. Es decir este extra se devolvería sobre cotizaciones extras a la seguridad social con lo que vendría a ser una especie de prestamo)

Lo peor es que ayer El País decían que en el PSOE estaban contentos con el resultado porque pensaban que los españoles iban a percibir que el Gobierno se aliaba con los trabajadores y los sindicatos frente a la voracidad empresarial. Creo que alguién debería hacer unos cambios en el Departamento de Marketing del PSOE, ¿ Se han preocupado de evaluar cual es la popularidad de los sindicatos entre los españoles? Posiblemente la gente les tenga más manía que a la propia patronal con sus corporativismos autistas, sus liberados y su falta absoluta de perspectiva. Yo considero que los Sindicatos como defensores de derechos adquiridos individuales o de los trabajadores de una empresa pueden hacer una buena gestión, pero respecto a cualquier estrategia general que conlleve un sacrificio a corto plazo y un beneficio colectivo a largo plazo, su miopía no tiene parangón, dificultándoles su calificación como interlocutores validos de una negociación colectiva.

3 comentarios:

alacanti dijo...

Hombre, con afán de la patronal por volver al xix no es de extrañar que el gobierno dé un puñetazo encima de la mesa. Aunque sí es cierto que lo normal es que sea el ministro de trabajo quien se encargue de poner los puntos sobre las ies. Tampoco parece lógico que el gobierno cierre la puerta a entenderse con los empresarios en un futuro. También tengo mis dudas sobre la necesidad absoluta de que el gobierno tenga que entenderse siempre con todo el mundo y en todo. Sobre el papel de los sindicatos en la sociedad española... sólo que deben cambiar muchas cosas para que resulten creíbles a los ojos de los ciudadanos.

Paolo2000 dijo...

Aqui los grandes detractores de Zapatero lo han clavado, lo ha supeditado todo a una foto y le han acabado arreando con la camara en la cabeza.

Y respecto a los sindicatos, de nuevo empiezo a matizar cosas que comento que asi en frio pueden sonar a barbaridad.

Los sindicatos me parecen necesarios y se de muchos ejemplos individuales de trabajadores que frente a un problema de desamparo el sindicato les ha ayudado muchisimo pero los sindicatos deben superar su rol de abogados laboralistas es necesario pero no suficiente...

Tambien he visto a sindicatos apoyar a trabajadores que no merecian apoyo por el simple hecho de ser trabajadores en detrimento de sus compañeros, de aumentar la conflictividad de forma desproporcionada por casos aislados, etc... Esa defensa maximalista de los derechos del trabajador me parece bien en un contexto judicial, pero a nivel estrategico o colectivo su miopia a veces es enorme y su discurso se hace monotematico. Repito entiendo que hay un contexto de lucha de clases e intereses enfrentados pero el sindicato muchas veces parece que solo busca el mantenimiento de los empleos existentes y no soluciones que puedan hacer crear mas empleo. No deben olvidar los sindicatos que sus denostados empresarios son los que crean empleo y ellos no.

Mycroft dijo...

Creo que los sindicatos iban con ánimo de regateo, para sacar una reforma laboral muy light con una rebaja de dias por despido.
Pero la CEOE iba a lo suyo.