miércoles, 6 de mayo de 2009

Maquiavelo en el Palmeral

La higiene democrática pero sobretodo la astucia política han triunfado finalmente en Elche. Para quienes no lo recuerden, hace ya unos meses que la díscola concejala Mari Angeles Avilés puso en jaque al ayuntamiento socialista de mayor entidad de la Comunidad Valenciana al amagar su apoyo a una moción de censura de la Oposición . La razón extraoficial era como siempre de la mayor altura política: el cese del chofer del Alcalde, que no era otro que su marido. Afortunadamente las divisiones tribales en el PP valenciano finalmente hicieran que no fructificara la moción y la alcaldía se salvó in extremis.

Meses despues y de forma nada casual surge el polémico asunto de las facturas de actos del PSOE que el Ayuntamiento de Elche pagó no se sabe si por error o intencionadamente con fondos de las arcas municipales. ¿ Adivinen quién estaba implicada en el visado y tramitación de dichas facturas ? Pues imaginan bien: Mari Angeles Avilés, imputada junto al Alcalde en dichos pagos fraudulentos.

Ante este cúmulo de despropósitos y con el fin de poner fin a esta inestabilidad que amenazaba la continuidad del consistorio, se le ofrece a la susodicha Concejala la posibilidad de formar parte de las listas europeas ( AKA El cementerio de elefantes) como salida política . Esta decisión aunque comprensible dentro de la lógica del aparato, no sienta nada bien a las bases y militantes que veían como se premiaba a una persona que había antepuesto en todo momento sus intereses a los de su partido y a los de sus votantes.

Pues bién, esta semana ha surgido la excelente noticia de que tras renunciar la Señora Avilés a su acta de concejala para formalizar su pasaporte a Bruselas, la dirección del Partido, con Jorge Alarte a la cabeza, ha borrado de un plumazo su presencia en las listas a las Elecciones Europeas en una decisión que sin duda reconciliará a buena parte de su electorado y mandará un mensaje de rearme moral al Partido con este necesario ajusticiamiento político. Una cosa es que te traicionen, pero otra bien distinta es que, encima, te recompensen por ello.

4 comentarios:

Bárbara Paraula dijo...

Buen artículo, en realidad opino lo mismo que tú, me alegro de que no vaya, pero no sé como tenéis tan claro que avilés amagó la mocion de censura, que avilés tuvo algo que ver con que se supiera el escándalo de las facturas y que el electorado del psoe estaba inquieto. ¿De dónde te sacas toda esa información que pareces tener tan atada?

Paolo2000 dijo...

Barbara, sinceramente no dispongo de datos que avalen mi suposicion pero hay una secuencia cuando menos digna de sospecha...

A mi como metodo de financiación ilegal de un partido politico me parece un poco raro que se hagan transferencias fraudulentas de forma tan torpe e indiscreta, y que luego estas se filtren a la prensa...

Pero ya digo, cierto es que todo puede ser una sucesión de casualidades aun asi me alegro que coincidamos que este personaje desaparezca de la primera plana politica...

alacanti dijo...

Yo he leído en algún medio esa secuencia de acontecimientos; parece lo más lógico.

Bárbara Paraula dijo...

Gracias por tu contestación!. Te seguiré leyendo

Alacantí: pues dependende de en que medio, la secuencia es distinta.