lunes, 21 de julio de 2008

PostFIB



Esta ultima edición del FIB ha puesto en evidencia que los años no pasan en balde, y no me refiero a Leonard Cohen, MBV o Morrissey ni a ninguna otra vieja gloria sino a mi mismo y eso que gracias a Dios no debi recurrir ni a tienda de campañas ni rigores que eso ya serían palabras mayores... Creo que me retiro y dejo paso a esas nuevas generaciones tan entusiastas, aunque eso sí, con los bastos que pintan en el horizonte, no se como se van acabar pagando esos abonos a 180 €, esas camisetas a 25 € y esos cubatas a 7,5 € . Y eso que se supone que la competencia debería hacer bajar los precios...

(Imagino que este post tiene el mismo merito que mandar un sms diciendo que nunca vas a volver a beber tras un resacon infernal de garrafon... )

3 comentarios:

ded dijo...

Estás para el geriátrico!! Menudo conciertazo el de Madrid!! Ya comentaremos lo que sí viste... Mi crónica está blogueada.

Dead End Doll dijo...

Estás hecho un ser!!! Pero cuéntame Brian Jonestown Massacre!!!

alacanti dijo...

buenísimo! que usted lo pase bien.

Yo, por mi parte, otro año que tampoco voy. Nunca he ido y ya, a estas edades, creo que o coincide que estoy en Benicàssim con un viaje del imserso, o el FIB no lo huelo ni en pintura.