miércoles, 15 de diciembre de 2010

Comunitat Valenciana: What´s going on ?


Los Hermosos Vencedores

Hace algún tiempo espoleado por el panorama político valenciano decidí repasar algún material u obra que arrojara algo de luz sobre los polvos de los cuales vienen estos lodos. En el fondo, aparte de ser capaz de explicarme a mí mismo esta deriva valenciana, también albergaba la secreta ambición si quedaba algo que decir sobre el tema o básicamente ya estaba todo dicho, hecho y escrito.

Así llegué, asesorado por Alacantí, a “Nosaltres, els valencians” y al documental “Del Roig al Blau”. La obra de Fuster siendo fundamental, plantea más cuestiones de las que contesta, y el documental aún siendo a la vez plural y exhaustivo se acaba quedando en los primeros años de los 80. Aún queda por trazar de manera analítica como un partido que en las elecciones del 79 no sacó bajo las siglas de CD ningun diputado en la Comunitat Valenciana (En las siguientes las del 82, absorbería sin ningún tipo de complejos la base sociológica de la defesnestrada UCD) y ahora detenta una incuestionable hegemonía electoral, mientras el resto de partidos, independientemente de su espectro ideológico, han acabado por despeñarse

Por supuesto que no estoy tan loco de pensar que la enorme fortaleza del PP sea una anomalía digna de estudio pero sí que creo que vale la pena analizar los porqués y quizás si reparar en algunas anomalías sociohistóricas que sí pueden ayudarnos a entender donde nos encontramos hoy.

En breve, les daré la chapa con la que yo creo es la clave esencial de la actual situación política valenciana, la cual, aunque impecable desde la perspectiva de la legitimidad a algunos pocos, muy pocos, no deja de fascinarnos.



3 comentarios:

alacanti dijo...

¿qué le parece esto?

Desde la caída del muro de Berlín, la izquierda ha ido progresivamente despeñándose en todas partes hasta llegar a la actual situación en la que aúna descrédito y falta de imaginación.

La CV es, en realidad, el laboratorio mágico de los halcones neoliberales, donde todos los vaticinios se cumplen y la derecha más simple gana elección tras elección.

Los valencianos, en esa cosmología, hemos sabido adelantarnos a los acontecimientos y hemos dado por inevitable lo que era inevitable, el pensamiento único y la simplificación del mundo.

Somos, pues, una sociedad profética, un pueblo elegido para liderar el modelo del siglo que nos aguarda.

No sé si ve usted lo que quiero decirle.

Paolo2000 dijo...

Me temo que sí que entiendo lo que quiere decirme, de hecho me ha dado un empujoncito a mis conclusiones...

Mycroft dijo...

Pero esto queda muy clarito en el libro de Cucó, mucho más que en la película. De hecho es un libro en cierta manera contra la izquierda, contra el modo en que claudicaron con UCD y dejaron el campo de batalla propicio para una derecha fuerte.
Su proyecto de progreso fue débil, por las circunstancias y divisiones, pero débil al fin y al cabo.
De aquellos lodos...

Luego el PP ha hecho operaciones magistrales, como la absorción de UV o el tema de la lengua. Magistrales.

La culpa no es de un pueblo que elija lo que no le convenga, sino de una paleta de opciones raquítica. Basta ya de quererlo todo por el pueblo, pero sin él, como habitualmente hacen en el PSPV. Todavía no saben que perdieron la batalla de Valencia, y que el lermismo por su sucursalismo ha quedado como nota a pie de página.

El PPCV con su maquinaria y sus brujos mercadotécnicos, incluso en el carnaval más absurdo, se hace de valer. Esa federación es la jungla, pero es una jungla a tener en cuenta en el PP. Sucursalista pero no inane.