viernes, 31 de diciembre de 2010

2012

En el año 2007 por razones profesionales tuve que viajar a México, donde conoci a uno de los personajes más auténticos con los que me he topado en mi vida. Su nombre era Jesus y aparte de cantaor, bailaor y todo lo que hiciera falta, el solito se había creado una red de ventas en el país norteamericano y tenía entre sus clientes a los Grandes Almacenes más importantes del país.
.
Hombre de negocios hecho asimismo, no desperdiciaba oportunidades para formarse y mejorar su perfil profesional. Y a finales de ese 2007 en el que le visité, me contó que recientemente había asistido a una charla de un economista mexicano afincado en EE.UU. que les vaticinó que el 2008 iba a ser tan malo que ibamos a desear que directamente pasaramos del 2007 al 2009. Infeliz y pagado de mi mismo , desdeñé aquella información casi como si fuera pensamiento mágico indígena: "Que folkloricamente exagerados eran estos americanos..." Ejem, al final se había quedado hasta corto...
.
Este fin de año, me recuerda aquella anécdota: ¿ No podemos saltarnos el 2011 y entrar directamente en el 2012 ? Quien le diga a los antiguos mayas, ancestros de estos mismos mexicanos, que al final ibamos a desear entrar lo antes posible en ese tan cacareado y apocalíptico 2012 ...

2 comentarios:

Carles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.