viernes, 30 de octubre de 2009

Antivalencianidad

La política se está convirtiendo en un bochorno continuo a lo largo y ancho de nuestra geografía. ( Ayer Aznar inusualmente dijo algo bastante lucido: "Si los dirigentes actuales no reaccionan, no podrán salir ni a la calle".) Sin embargo si hubiera que nombrar una capital del desproposito, del desgobierno y de la irresponsabilidad esta sería sin duda Valencia, muy seguida eso sí de Madrid, cuyas Corts se han convertido en un deplorable Guignol.

El penúltimo episodio de desvergüenza política es la genial idea de examinar a Leire Pajín de su supuesta "valencianidad" para poder acceder a su cargo de senadora. Y no sólo eso , sino que para justificar esta arbitraria decisión, quieren institucionalizar este examen de credenciales. De locos.

Volvemos a lo de siempre. ¿ Que es lo que se entiende aqui por valencianidad ? ¿ Hacer la vista gorda con la corrupción, defender por defecto los transvases, creer que el Valencià es una lengua pura diferente al catalán o que se cense a las celulas fecundadas ? Y yo que, imbecil de mí, pensaba que a los políticos hay que exigirles, ni ás ni menos, que nos representen. No decían por ahí que no existen los derechos de los territorios sino de los ciudadanos. . En fin, insisto, si eso significa la "valencianidad", espero de corazón que Leire Pajin suspenda y que la declaren Antivalenciana. Por lo menos algunos nos sentiriamos oficialmente representados en la Cámara Alta.

2 comentarios:

Mycroft dijo...

Como si el PP no tuviese "paracaidistas" en todas partes...

alacanti dijo...

Paolo, chapó.