domingo, 5 de abril de 2009

Semiótica festivalera

Sobre estas fechas la mayoría de los Festivales comienzan a cerrar y a perfilar lo que son sus carteles definitivos. Yo como todos los años tras perjurar que ya me doy de baja de tales saraos pues al final siempre acaba encontrando una excusa para decir que este año es el último. (Lo triste es que la excusa suele ser que como este año es el último pues habrá que ir)

Pero no voy a hablaros ni de los grupos ni de los precios sino de los carteles que este año me tienen bastante trastornado. ¿ Es necesario que nos asalten visualmente de esta forma? Empezaremos con el mayor culpable de lo que está pasando: el Sónar. Este festival que está más allá de la modernidad, ya desde hace muchos años y con buen criterio decidió desmarcarse de la estereotipada imagen asociada al techno: aseptica, fria y cool y lanzarse con propuestas muy originales y transgresoras como poner fotos de sus padres, o meter a Maradona, y al Dioni,., etc...Este año siguen en su senda conceptual y han decidido deleitarnos con este cartel y que a mi solo por el homenaje a Akira Toriyama me mola:

No comment

No obstante el problema del Sonar no está en su cartelería e imagen sino en la nociva y perniciosa influencia que ha tenido en otros festivales . Pasen y vean el sinsentido de carteles que ha desarrollado el SOS 4.8 que en su afan de ser innecesariamente arty : Murcia no es Barcelona ni Duffy es Grace Jones . Les pongo un irritante ejemplo y casi el leit motiv de este post:


¿A que viene esto?


Otros que van muy desenfocados es el Primavera Sound y no deja de sorprender porque musicalmente son capaces de hilvanar los carteles mas coherentes de toda España pero luego se desmarcan con unos churros gráficos , que, todo sea dicho, no llegan al nivel de desproposito del SOS 4.8 pero que desmerecen y afean sus propuestas.


Inofensivamente absurdo

Y cerramos con el decano de los festivales y el que menos reparos ha tenido en prostituir su imagen sin ningun tipo de complejos. Estos básicamente han hecho de todo, desde crear absurdas mascotas para vender merchandising, refreir todo los tópicos habidos y por haber, tirar del dominguerismo playero absoluto, etc... pero este año el FIB ya no se ha cortado y ha llevado su particular "exploitation" indie hasta sus últimas consecuencias con este cartelazo:



O este otro:


Impresionante. Se han dejado de historias y han preferido apelar a los instintos más bajos recreando un camping idílico, una especie de paraiso valhalla indie lleno de fibbersl igeros de ropa y venid@s de toda Europa. ¿Que otro festival ha decidido enfatizar su camping que todo el mundo sabe que es un horror indescriptible? El mensaje está claro, olvidate de los escenarios Verde o Duracell, que aquí lo interesante ocurre detrás de las bambalinas entre piquetas, tiendas de campaña Quechua y basura de tus vecinos: "Vente para el FIB que aquí se puede pillar". BRA-VO.

2 comentarios:

storka dijo...

no puedo estar menos de acuerdo contigo (menos el del fib que es horroroso), y te pregunto.. si tanto desproposito, ¿que pondrías a cambio?

Paolo2000 dijo...

Repito los del Sonar y toda su trayectoria me gustan mucho pero los de SOS 4.8 me parecen grotescos y absurdos. Los del Primavera son directamente feisimos y los del FIB pues son vergonzosos. ¿Que hubiera puesto yo? Pues no soy Diseñador pero hubiera elegido cosas mas acordes excepto por el del FIB que a nivel de Marketing ya digo que me parece muy acertado. Yo lo hubiera llevado mas lejos y hubiera incluido a unos fibbers haciendose rayas en las tiendas y pasando hasta el culo de quien toca, ya puestos...