miércoles, 21 de abril de 2010

¡Agarrate que vienen burkas!


Los heraldos de Eurabia y los defensores de la multiculturalidad pueden estar de enhorabuena ante la absurda polémica del Hiyab. Ya tenemos el típico "pollo" donde cada uno puede enarbolarse en defensor de su causa.

Mi análisis es muy sencillo. Una joven de acuerdo a sus propias convicciones ya sean religiosas y/o estéticas decide cubrirse la cabeza con un hiyab. Un determinado colegio tiene un reglamento sobre llevar la cabeza cubierta y lo aplica. Hasta aquí todo sigue una lógica y ciertamente la legalidad acompaña a la dirección del colegio. ( Fuera del colegio se sobreentiende , y no es ni siquiera discutible, ni negociable, ni susceptibe de ser "tolerado", que esta señorita puede ir como le venga en gana.)

Sin embargo si uno escarba un poco, empieza a ver elementos inquietantes tales y como que la Dirección del colegio reconoce que esa normativa puede estar desfasada y que podría acomodar el uso del hiyab. De hecho, la propia directora reconoce que si se ve obligada a aplicar el reglamento es porque: "... surgieron voces de alarma en el instituto que exigieron que se le aplicara el reglamento y a mí no me quedó más remedio que actuar en consecuencia". Osea que lo que parece una aplicación aséptica de la ley se resume en que hay alumnos y/o padres de alumnos a los que les jode que esta joven cubra su cabeza con un pañuelo y reclaman su prohibición en base a la normativa del centro. Un clásico ejemplo de tolerancia. Sin embargo, a día de hoy y mientras el colegio así lo disponga, la joven deberá acatar la disciplina del centro.

Y es que creo que es razonable que cada colegio (Dirección, profesorado y alumnado) establezca sus propios códigos de vestimenta de acuerdo a sus propias necesidades. De hecho debe ser así. Solo ruego por el bién de alumnos y profesores que Tribunales Supremos y Constitucionales se mantengan al margen de estas polémicas. Lo que les faltaba...

PS: Si les interesa un debate razonado y razonable sobre el tema, no duden en visitar la entrada de El Ansia sobre este tema.

10 comentarios:

Borja dijo...

Mi opinión general ya la sabes, claro; muuchas gracias por citarme...

Es muy interesante lo que destacas: la norma estaba ahí pero se puso en práctica porque alguien protestó. Seguramente los padres o quien fuera no habría protestado tan enérgicamente si el problema hubiera sido un adolescente español que se empeñara en llevar la gorra en clase. En todo caso, la opinión muy mayoritaria, tanto de izquierda como de derecha (cada uno a su manera pero con la misma idea de fondo) como comentaba aún hoy en aquella entrada es, precisamente, que no tiene derecho a llevarlo. O porque se considera un símbolo de opresión machista (justificación paternalista), o porque se dice que se adapten a nuestras costumbres (justificación xenófoba).

Me ha resultado curioso, por ejemplo, un artículo en Público, no sé si de hoy o de ayer, en el que una columnista defendía el derecho de la chica a llevarlo. Pues un montón de comentarios la atacaban furibundamente: "no me esperaba esto de ti", "¿cómo puedes defender la religión?", etc., etc. Si es que nadie entiende nada o, más bien, lo que es peor, ni siquiera se molestan en intentar entenderlo más allá de la primera reacción que les sale.

Gran Capitán dijo...

Entendamos -por ejemplo- a la Iglesia Católica primero y seamos tolerantes o comprensivos con sus postulados y los que los siguen. Las opiniones de la iglesia católica son solo eso, opiniones y son susceptibles de crítica, como todo, pero no de insulto, como es habitual en los colectivos abanderados por "público", interesante panfletillo a fe mía. No se necesita justificación, existe una normativa y hay que acatarla. Si no existe la posibilidad de traslado a otro colegio donde la normativa interna no sea tan estricta en este sentido, la posibilidad se le ha ofrecido y, por cierto, la ha rechazado.
En fin... Queremos entender tanto a lo de fuera y tan poco lo nuestro.

Borja dijo...

Gran Capitán: Estoy de acuerdo en que son opiniones, y sobre todo en que todo el mundo tiene derecho a dar esas opiniones (incluso la Ministra de Igualdad, que ya ha dicho que no le gusta nada el velo... esperemos que no confunda "opinión personal" con "opinión política") y a que sean respetadas. Lo que pasa es que el tema se suele desviar hacia eso, hacia lo que opina cada uno. Y en realidad la clave es si tiene derecho o no a llevarlo, si se debe prohibir, independientemente de lo que cada uno piense. Por otro lado, dices que se le ha ofrecido la posibilidad de ir a un sitio donde le dejaran llevarlo y no ha querido. ¡Claro que no ha querido! Es que su caso no es tanto el querer ir a clase a cualquier precio, sino una lucha por algo en lo que cree. Es un acto puro y duro, y creo que totalmente lícito, de desobediencia civil contra una normativa que se considera injusta. Y es lícito sin ninguna duda porque la normativa es de una institución pública. Si fuera un colegio privado sería quizá más discutible.

PD: Lejos de mi intención defender a un medio mayoritario, pero tal y como está el panorama creo que Público es el menos malo de los diarios nacionales.

Paolo2000 dijo...

Es la clásica lógica de estado. Una chica decide ponerse un pañuelo porque cree que no ofende a nadie y está en su derecho y estamos ante un pulso a Europa y a nuestro legado judeocristiano...

Eso sí una Comunidad Autónoma decide no suscribir directrices del Ministerio de Educación y eso ya no es insumisión ni hostias...

Al final todo se suscribe a la existencia de un debate ideológizado donde se intentan colar máximas como el "imperio de la ley" y chorradas varias... Lo que me da rabia es querer presentarlo como un funcionamiento aseptico de la ley cuando lo que hay es una componente de intolerancia...

Y respecto a Público, yo lo compro. La linea editorial general politica y su portadismo no me convence pero sí es un medio relativamente digno aunque profundamente ideologizado que no pasa nada...

Gran Capitán dijo...

Públicopanfleto para mí, periódico para otros.
No obstante obviamente su caso no es el de querer ir a clase, si no la lucha "por algo que cree", ¿en qué cree? ¿en su derecho a contravenir las normas del centro?, ¿en su derecho a imponer su criterio contra el de la dirección del centro? en su derecho a la educación obviamente no cree porque si no hubiera aceptado. Pero ya tiene lo que quería, realmente no se si ella, sus padres o la "cimunidad islámica" (que me suena un poco a "los hermanos musulmanes").
El debate está en la calle y ya está consiguiendo lo que queria, es una niña defendiendo su derecho a llevar el velo, pues no, para mí es una niña con un colectivo detrás defendiendo su derecho a imponer su criterio en contra de la normativa establecida, y de paso los usos y costumbres del centro al que está adscrita, y de paso vistiendolo como un caso de intransigencia y blablabla con el que algunos podrían sentirse identificados. Simple y llanamente.

Sr. Paolo2000, que por cierto suena como España2000, espero con avidez su comentario sobre la "República Bolivariana de los Alimentos Transgays"

Small Blue Thing dijo...

¡Salam!

Vengo contenta hoy, con las defensas impresas del hijab. Señores pensadores islámicos, no me defiendan más. PORFA.

Dicho lo cual, creo que este asunto se ha enfocado con el culo desde el principio. Me gusta mucho, paolo, que haya enfocado usted la perspectiva de esta muchacha desde el derecho a la propia imagen... algo que muy pocos musulmanes han hecho en toda la semana :(

Ciertamente, hay una creencia subyacente y una influencia familiar. Toma, claro. Yo llevo hijab por motivos diferentes a los de esta niña, aunque seguro que algunos serán comunes. Y cuando tenga mis niños inshaAllah no les compraré deportivos nike (ni otras cosas), aunque no les echaré de casa si se los compran con sus ahorros. ¡Claro que estaré influyendo a mis hijos! Es inevitable.

Si siguiéramos escarbando en esa parte del tema, podría ser que, en un entorno normal, esta niña, como muchas de mis hermanas, llegados los veintitantos o los 30 redujera la frecuencia de sus pañuelos o los eliminara del fondo de armario, y no sería menos musulmana por ello. Podría hacer lo que la generación anterior hizo en Marruecos o en Egipto en los 70, precisamente: muchas mujeres se quitaron el pañuelo en los 60 y sus hijas volvieron a llevarlo. Por tantos motivos como mujeres. Uno de ellos es el pudor, pero es una corriente de pensamiento válida como la mía o como la de ustedes.

En cuanto al reglamento del centro, lo que ha hecho es lanzar a los medios una polémica de baja intensidad que yo he vivido en mis años docentes: LA GORRA EN CLASE.

¿Es 2010 lo mismo que 1940? ¿Es una baseball cup lo mismo que un sombrero? Hay quien piensa que sí y habemos quienes pensamos que no, que no hay intención alguna de faltar al respeto en llevar viseras, y entre nosotros hay algunos inspectores.

Pero, por otra parte, si la alumna se salta el Reglamento se la expulsa o se cambia el Reglamento: meterla en un cuartito es cogérsela con papel de fumar.

Y llegamos a un asunto tangencial que paolo no ha tocado (jurjurjur): la escuela laica y los símbolos religiosos en el aula.

En este sentido hay una confusión de términos que sólo puedo definir, siendo educada, de interesada.

Soy una persona profundamente religiosa que defiende la escuela laica. Pero la escuela laica no tiene un único modelo a seguir como el francés. También es escuela laica la británica, por ejemplo.

El espacio público que representa al Estado no puede lucir símbolo alguno porque representa a la colectividad. Pero el ciudadano que presta o recibe un servicio en ese espacio NO representa al Estado. No en una escuela, desde luego, y miren hasta dónde llegan en la Policía de Londres con estos oficiales Shikhs:
http://www.britishblogs.co.uk/images/497123.jpg

Por lo tanto, un grupo de alumnos de diferentes corrientes ideológicas o religiosas, ya cumplidos los 16, que se expresen libremente en la escuela, tampoco vulneran la laicidad de la institución, diga lo que diga Mr. Sarkozy.

Dicho esto, pedir excepciones o reducir el debate sólo al racismo (que lo hay), nos ayuda muy poco a las musulmanas. Allahumma, líbranos por Tu Misericordia de los intelectuales de izquierdas.

Paolo2000 dijo...

Gran Capitan: Soy consciente de su potencial de enredo pero que pinta el impresentable de Evo Morales en este sarao. Esa vision de la izquierda como una procesionaria interconectada a todos los niveles aburre.

Small Blue Thing: Lo de la imagen personal esta fusilado de sus comentarios, me parece que es el enfoque adecuado...

E insisto solo empezar mi post ya adelanto que esta es una poelmica esteril y muy mal enfocada de forma muy interesada. La joven tiene el derecho a luchar por llevar el hiyab pero debe hacerlo en el seno del centro pero ahora bien sacarse lo del pulso a la ley una protesta como un pulso a la ley me parece ridiculo

Small Blue Thing dijo...

Solicito desde ahora el cambio de título de post a "¡Agarrate que vienen burkas!"

Borja dijo...

Como decía aquel: "Con los de uno, transigente. Con los otros, normativa vigente".

Mycroft dijo...

Y yo que creo que aquí se está mareando la perdiz...

Que lo que subyace es un movimiento defensivo de una cierta identidad de tribu frente a otra.

Que algunos conservadores se han tomado a huntington y su choque muy en serio.

Y que los "progresistas" se incorporan al debate desconcertados, mezclando churras con merinas, con el único alegato del buenrrollismo, sin ser conscientes del mar de fondo.