domingo, 13 de junio de 2010

The High Line, por fin...

Por fin he podido visitar una de las intervenciones y remodelaciones urbanísticas que más ganas tenía de ver . The High Line o la transformación de una antigua línea ferrea de superficie de la ciudad de Nueva York en un parque urbano con la que les di la tabarra hace cerca de un año, aunque actualmente sólo está abierto y reconvertido un pequeño tramo de las vías. Una prueba de que con voluntad política y ciudadana pueden producirse pequeños milagros como éste. No todo tiene porque ser derribar y pegar pelotazos.


Las viejas vías son conservadas e integradas en el parque urbano.


Matojos arty

Vistas espectaculares de Dios haciendo acto de presencia en New Jersey


Mirador urbano

Clásico skyline neoyorkino desde el parque

Añadir imagen Como ven las vías eran ciertamente un engorro arquitectónico

Fin del tramo abierto y planos de desarrollo


4 comentarios:

Carles dijo...

Si et trobes altra volta a Déu fent espectacles per New Jersey li dones records.

Pedro Mas dijo...

Qué guaperongo!! y qué envidia, todo hay que decirlo.

Elkiko dijo...

Secundo lo de guaperongo y lo de la envidia!! Por cierto: ¿esa línea de tren ha sido sustituída por otra?, ¿Quizás subterránea?, ¿sólo era para el puerto que ya no está?.

Paolo2000 dijo...

Desde mi ignorancia y hablando de oidas, esa zona conectaba lo que era la zona de mayoristas de carne de nueva york que hasta hace bien poco albergaba dentro del propio Manhattan poligonos industriales, fabricas, instalaciones de todo tipo, etc... y que desde ahí conectaban con la Grand central Station para reexpedir las mercancias... Cuando esa zona fue cayendo en desuso de forma industrial y el tren paso a ser sustituido por otros medios de transporte pues acabo siendo abandonada...

Pero ya te digo que es lo que me suena... Dejame que te investigue de todas formas...

PS: Hablando de instalaciones abnadonadas, que me cuentas de esa maravilla arquitectonica que era el matadero de agua amarga ? Nos curramos una urban infiltration (AHora si me pueden llamar pedante...)