lunes, 6 de septiembre de 2010

ETA: trampa y cartón




Sólo 24 horas después del anuncio de ETA, la noticia ya no figura ni entre las más leídas de los diarios digitales donde las golferias de Neira o el escalofriante accidente de un pobre piloto japonés copan las cabeceras. Una tregua de ETA ya no es lo que era.

ETA ha pasado a ocupar el espacio que más le aterroriza a cualquier movimiento político, mucho más que el martirio o la carcel: la insignificancia . ETA siempre tuvo al IRA como referente y la paz consensuada de Irlanda del Norte como el horizonte donde llegar.Y estuvo cerca de lograrlo o eso creímos todos hasta día del atentado de la T4 donde aparte de asesinar a dos personas pulverizaron cualquier aspiración de significancia política. Aquel día quedó claro que ETA no era nada más que un grupo de delincuentes que debían ser simplemente cazados. El GRAPO y su lenta agonía han substituido al IRA como hoja de ruta.

Aún así ETA no está acabada. ETA volverá a matar. Pero desde aquel aciago 30 de Diciembre de 2006 todo el mundo sabe que no es merecedora de ningún tipo de interlocución ni de aproximación política por muy oblicua que sea. A ETA sólo le esperan los desagües de la Historia. No habrá acuerdos de Stormont ni hombres de Paz.

PS: Muchos son los que opinan que el Estado debería haber ignorado cualquier tregua de ETA amparandose en el diagnóstico default de Mayor Oreja: "Todas las treguas son treguas-trampa" Sí ¿ pero trampas para quién ? Si se analiza la trayectoria de ETA desde que declaró la última tregua no coniguió absolutamente nada y tras su rotura sufrió un acoso sin precedentes de las fuerzas del Estado y una muy sustancial perdida de legitimación sociopolítica. Esperemos que de esta nueva tregua, vuelva a surgir una ETA más debilitada aún si cabe.

4 comentarios:

storka dijo...

mmm no sé.. en parte tienes razón, pero a diferencia del grapo, por muy irrelevantes que nos parecen, siguen teniendo el apoyo de un gran numero del poblado.. eso y sus traspasos de ideologias a la siguiente generación son el problema por asumir..

Jordi Dausà (jdausa@gmail.com) dijo...

Muy de acuerdo con la opinión de Storka.

Paolo2000 dijo...

Yo creo que el abertzalismo en el País Vasco tiene una gran base social pero ya no estoy seguro tanto que ETA lo tenga. EVidentemente esto es algo que se vive en el Pais Vasco y no aquí, por ejemplo, en Alicante donde la simpatía a ETA socialmente no existe (pero bien recuerdo yo tiempos pasados donde buena parte de la izquierda de muchas partes de España fuera del País Vasco simpatizaba primero con la independencia y segundo con la lucha armada; eran los tiempos GAL y PostGAL).

Yo sí que veo indicadores que demuestran que el apoyo que existe hoy dista muchísimo del que ETA tuvo en los 80 y 90. El cansancio de HB y sus derivados es patente, la actividad de la Kale Borroka ha desaparecido (los desganados ultimos ataques parecían hechos para ser condenados tibiamente por HB...), la desmoralización por los continuos exitos policiales, el desmoronamiento de colectivos de presos, etc...

Mi hipótesis es que el tan criticado buenismo de Zapatero y la traicionera ruptura de la tregua por parte de la banda terrorista supuso un golpe tremendo para unas bases en las que aunque exista simpatía hacia sus objetivos , ven a la organización como alguien indigno de confianza y credibilidad y eso sociologicamente es letal...

Pero insisto, queda ETA para rato pero yo observo que se encuentra atrapada entre intensificar la violencia con el sobreesfuerzo operativo y el sobrecoste ideologico que puede producir (Quiero creer que los atentados no les gustan ni a la mayoría de votantes abertzales) o su atenuamiento y decadencia en todos los sentidos...

PS: Mi apuesta sobre el fin de ETA la dejé caer hace unos meses

http://noenportland.blogspot.com/2010/05/quien-bien-quien-te-quiere.html

Mycroft dijo...

Elucubracios poco respetuosas: La posibilidad dickiana (es ciencia ficción) de que ETA como tal ya haya acabado y todos sus integrantes sean topos que no se conocen entre si "por razones de seguridad". A lo "una mirada en la oscuridad".

A veces me cuesta creer que haya gente tan tonta que se crea su retórica, otra cosa es que la retórica encubra un modo de vida, SU modo de vida.

Volviendo a la ficción a lo conspiranoico, dickiano, allamooriano, cuando ETA desaparezca, el gobierno la echará de menos. Siempre va bien tener a unos enemigos a mano presentar al pueblo. Aunque sean reales, en este caso. Cuando ETA deje de ser el gran tema, el tema insoluble, los focos se desplazarán.